Dong quai o Angelica Sinensis

Tiene propiedades analgésicas, circulatorias y es un eficaz regulador hormonal.

De esta planta robusta que se cultiva en Japón, China y Corea se aprovechan el rizoma y la raíz, que son recolectados en otoño.

En su composición destaca la presencia de una esencia que contiene carvacrol, ácido palmítico y ácido linoleico, así como fitosteroles y cumarinas.

Entre las principales virtudes del dong quai cabe señalar su actividad como regulador hormonal. Es una fuente natural de Fito-estrógenos, ideal para compensar la reducción o el cese en la generación de estrógenos en mujeres pre y post-menopáusicas. Se le atribuye además la capacidad de regular la presencia de estas hormonas en el organismo, frenándola cuando se produce un exceso y activándola cuando existe una deficiencia.

Muestra un notable efecto analgésico, antiinflamatorio y antiespasmódico, que calma la tensión muscular y alivia los espasmos, por lo que está indicada para un amplio cuadro de dolencias femeninas, en amenorreas y dismenorreas, así como para suavizar los dolores premenstruales y los que se producen durante el periodo, incluidas la jaqueca, el dolor de espalda y el dolor de riñones.

Esta planta también estimula el sistema cardiovascular y la irrigación sanguínea, mostrándose útil para paliar dolencias ligadas a una deficiente circulación como sabañones, varices o hemorroides.

Algunas fuentes le atribuyen una gran actividad antibacteriana y como reguladora de la respuesta inmunitaria. De ahí que sea útil para prevenir infecciones y alergias bronco-respiratorias y asma.

Para sudores y sofocaciones
El dong quai también es válido para tratar los trastornos asociados al climaterio femenino, como sofocaciones y sudores nocturnos.

Este compuesto está presente en nuestro producto BEL ARMONÍA