El fotoenvejecimiento y las manchas de la piel

fotoenvejecimiento

Aunque el envejecimiento es un desarrollo natural del paso del tiempo que no podemos detener, si podemos actuar sobre el momento de su aparición y de la manifestación de sus principales signos externos, como son las arrugas, la piel sin brillo y la aparición de manchas.

En este proceso, el genoma heredado solo contribuye en un 30%, mientras que el 70% restante responde a factores propios de nuestro estilo de vida, como la dieta, el ejercicio realizado, los tóxicos de nuestro entorno, el estrés o el abuso de medicamentos. Todos estos hábitos determinan la forma y velocidad de nuestro envejecimiento, donde uno de los principales factores a combatir son las manchas en la piel. En este artículo te explicamos qué provoca su aparición y qué tratamientos podemos aplicar.

 

La relación entre la melanina y las manchas en la piel

La melanina es el pigmento responsable del color que presenten nuestros ojos, piel y cabello y presenta una función defensiva para protegernos de la radiación solar UV. La melanina se acumula en melanosomas, cuyo tamaño determina el color de piel de cada etnia. Así pues, presenta diferentes características.

  • La piel oscura protege mejor frente a la radiación ultravioleta, pero tiene mayor dificultad para sintetizar la vitamina D (necesaria para sintetizar el calcio el sistema inmunitario, etc.).
  • La piel clara sintetiza mejor la vitamina D, pero ofrece menor protección frente a las radiaciones ultravioleta.

Para entender la aparición de manchas en la piel es necesario entender el proceso de síntesis de la melanina, la cual se produce en la epidermis. Es en esta capa externa de la piel donde los melanocitos, gracias a la oxidación de la tirosina en dopa,  donde se sintetiza la melamina y es recogida por los melanosomas.

melanocitoUna vez producida la melanina, es utilizada por los queratinocitos para proteger su ADN. Y es este acúmulo de melanina lo que produce la aparición de manchas en la piel; una piel que mientras se mantiene joven está en constante renovación.

Los factores que estimulan la producción de la tirosinasa y la melanina y favorecen la aparición de manchas en la piel, especialmente en la cara, escote y manos, son:

1.-El exceso de exposición solar produce diferentes tipos de manchas, entre los que se encuentran los léntigos (manchas de edad),  la queratosis actínica (tienen riesgo de tumoración y deben ser evaluadas por un dermatólogo) y pecas (de origen genético), que transcurrida la niñez aumentan su tamaño.

2.-El proceso inflamatorio cutáneo. La piel libera citoquinas e interleuquinas para estimular los melaconitos y producir hiperpigmentación en casos de  acné, heridas y lesiones.

3.-Los cambios hormonales producidos por anticonceptivos o propios del embarazo y la menopausia pueden producir la mancha melasna en diferentes grados de intensidad.

4.-El fotoenvejecimiento de los fibroblastos, que son las células de la juventud de la piel, provoca la pérdida de calidad y cantidad de la síntesis de elastina y colágeno (necesarias para evitar la flacidez y las arrugas).

Todos estos factores se ven agravados por la reiterada exposición a la radiación UV, lo que favorece la aparición de manchas de diferentes tipos, y también su gravedad.

 

¿Cómo combatir las manchas en la piel?

Para retrasar y frenar el agravamiento de las manchas en la piel, encontramos principalmente dos diferentes métodos, tanto con puntos a favor como consecuencias no tan deseadas, que  explicamos a continuación:

1.-Mediante LASER. Este método resulta eficaz, pero también tiene su lado negativo. Además de los inconvenientes propios que puede tener el seguimiento de tratamientos, como la necesidad de recibir varias sesiones, el dolor o los períodos de descanso, también se corre el riesgo de fotosensibilizar la piel.

2.-Mediante la fórmula de Kligman, donde están presentes diferentes principios activos. Por un lado, la hidroquinona inhibe la Tirosinasa y es bastante eficaz, pero debe limitarse su uso porque daña los melanocitos y puede volver blanca la piel, incluso si eres de piel oscura. También está presente la tretinoína, que exfolia la piel pero también la fotosensibiliza; y finalmente, el corticoide, que neutraliza efectos secundarios como el picor y el ardor provocados por los otros dos reparadores.

 

Los cosméticos con principios activos: la mejor alternativa

Los cosméticos son un gran aliado para ayudarnos a reducir las manchas de la piel producidas por la melanina, donde los principales productos activos que componen estos productos son:

1.-Ácido salicílico y alfahidroxiácidos. Exfolian y favorecen la renovación de las capas superficiales y visibles de la piel para que parezca más luminosa.

2.-Ácido kójico. Aunque en menor medida, también inhibe la Tirosinasa, al igual que la hidroquinona. Resulta menos eficaz sobre el tratamiento de las manchas que la fórmula kligan, pero también presenta menor riesgo para los melanocitos.

3.-Ácido elágico. Es antiangiogénico y antioxidante también presente en muchas frutas y verduras. Bloquea la síntesis de la melanina y también presenta propiedades antitumorales.

4.-Ácido hidroxifenoxipropiónico. También inhibe la síntesis de la melanina, por lo que tiene una acción similar al ácido kójico.

5.-Extracto de levadura. Su acción antioxidante fortalece los fibroblastos y ayuda a mantener a piel fuerte, tersa y libre de manchas.

En Nutribel centramos nuestra investigación en mejorar la eliminación y la reducción de manchas en la piel mediante cosméticos que reducen o carecen de efectos secundarios propios de otros tratamientos. Por ello, nuestro producto anti edad Beauty-Bel es uno de los cosméticos más completos del mercado, rico en colágeno, ácido hialurónico, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Combatir el envejecimiento prematuro de la piel es posible gracias a nuestros productos y a un estilo de vida saludable donde se controla la exposición solar y se sigue una dieta sana.