Selenio

El selenio es un micro mineral , esencial para la buena salud. El selenio es incorporado a las proteínas formando las selenoproteínas, consideradas enzimas antioxidantes. Ayuda a prevenir el daño celular producido por los radicales libres, contribuye en la regulación de la glándula tiroides y tiene un rol importante en nuestro sistema inmune, entre otras funciones.

Funciones del selenio

  • Antioxidante: previene el daño celular, junto con la vitamina E y vitamina C, causado por la oxidación de radicales libres, es decir que previene el envejecimiento celular y la aparición de enfermedades crónicas como cáncer y cardiopatías.
  • Inmunidad: es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema inmune, ya que aumenta la producción de glóbulos blancos.
  • Tiroides: interviene en el buen funcionamiento de la glándula tiroides, ya que es un elemento esencial para el desarrollo, crecimiento y metabolismo normal debido a su rol en la regulación de las hormonas tiroideas.
  • Selenoproteínas: existen al menos 25 selenoproteínas identificadas con diferentes funciones, la mayoría con funciones antioxidantes.
  • Otras funciones:
    • Neutraliza el efecto de metales pesados (arsénico, plomo, cadmio, mercurio).
    • Participa en el metabolismo de lípidos y grasas.
    • Mejoraría la fertilidad masculina.
    • Mejora el crecimiento del cabello y uñas.

Fuentes naturales de selenio

La cantidad de selenio en los alimentos depende del contenido de selenio presente en el suelo donde se crían los animales o crecen las plantas. Los animales que comen granos o plantas que han crecido en suelos con altos niveles de selenio, tendrán en consecuencia mayor cantidad de selenio presente en sus músculos. Los alimentos provenientes de plantas son las mayores fuentes de selenio a nivel mundial. También se encuentra en carnes, pescados, frutos de mar, cereales, panes y frutos secos.