*Free two-day shipping and returns

Cómo perder peso en verano

Perder peso en verano con Nutribel

Nuestros trucos secretos para no engordar en verano

Llega el verano y la rutina sale por la ventana, ¿te suena esto? No te apures a todos nos pasa, nos relacionamos con otras personas, hacemos cosas diferentes al resto del año y, también comemos de forma diferente, con otros horarios y en cualquier lugar.

Las vacaciones y el merecido descanso, en ocasiones, se traducen en una dieta menos cuidada que termina por acumular volumen siempre donde menos te interesa. ¿Qué puedes hacer para evitarlo sin renunciar a tus vacaciones? Es imprescindible intentar mantener una alimentación sana y equilibrada, practicar algo de ejercicio (no necesariamente el que practicas de forma habitual), descansar adecuadamente, compensar los caprichos con sentido común…

Y ahora viene nuestro secreto de belleza ¿Sabes que la Nutricosmética te puede ayudar a no coger peso? Con la nutricosmética de vanguardia de Nutribel encontrarás el complemento ideal de la dieta sana y natural para mantener tu peso ideal.

Lo bueno si breve… ¡Dos veces bueno! Te dejamos nuestros trucos, sencillos y probados para evitar engordar en verano.

Tips para comer manteniendo tu peso en verano

  • No olvides parte de tu rutina. Estás en verano y de vacaciones, no pretendemos estropear tu plan ni dejarte sin vacaciones. Lo norma normal es levantarse tarde, saltarte el desayuno, tomar un magnífico aperitivo con una copa, almorzar muy tarde y cenar picando todo lo que pillas. En la medida de tus posibilidades intenta mantener una rutina de comidas con un horario más o menos estable para el desayuno, la comida y la cena. Puedes retrasar todas las comidas, pero con algo de orden. Tu cuerpo te agradecerá este gesto sencillo y te compensará acumulando menos líquidos y grasa.
  • Disfruta tomando alimentos con mucha agua y menos grasas. No se trata de no comer, estar todo el día con hambre mina el buen ánimo y la paciencia de cualquier persona. El calor hace que tu cuerpo demande agua, aprovecha el momento y elige alimentos con alto porcentaje de agua, y con el mínimo de grasas. Frutas como la sandía o el melón o la piña son una magnífica opción por su alto porcentaje en agua y además proporcionan frescor.  También son idóneas las verduras de verano como el tomate, lechuga, calabacín, pepino… Cuando te toque el aperitivo prueba a disfrutar un magnífico zumo hecho con la licuadora, mezcla a partes iguales zanahoria y manzanas. Se trata de un zumo refrescante, sin las calorías del alcohol y que te ayudará a coger un moreno increíble.
  • Evita los fritos y descubre las frutas tropicales y las ensaladas de todo tipo. Aprovecha para disfrutar de comidas ligeras y de elaboración más sencilla, evitando los fritos, los rebozados, guisos muy pesados, salsas…
  • Cuidado con las bebidas alcohólicas y azucaradas que aportan muchas calorías vacías y difíciles de eliminar. Prueba a disfrutar nuevos sabores con zumos naturales o infusiones heladas. Si te apetece beber alcohol es preferible apostar por el vino o la cerveza, siempre con moderación.
  • Súbete al carro del picoteo sano para llevarte a la piscina o la playa: frutas, aceitunas, frutos secos… en lugar de patatas fritas.
  • Siempre encontrarás alternativas a los helados: prueba a disfrutar con sabrosos granizados, helados caseros a base de yogur y frutas, smoothies… tienen menos azúcares y calorías que los helados preparados.
  • Disfruta comiendo con conciencia. Para disfrutar comiendo es imprescindible centrarte en el presente y comer despacio, saboreando el placer con cada bocado. Ingerir alimentos a lo loco y de forma rápida te deja el estómago más lleno de lo necesario y te ha privado del placer de la comida ¿lo sabías? Masticando lentamente te saciarás antes y comerás menos. Es verano, estás de vacaciones, no hay prisa… Es el momento de empezar a practicar el slow eating.

Crea tu agua aromatizada

Llena una jarra grande de agua, cubitos de hielo y añádele tus frutas e hierbas aromáticas preferidas para darles sabor. Tendrás un agua refrescante y aromatizada con cero azúcares.

Con estos ingredientes puedes preparar agua aromatizada con frutas o infusiones naturales:

  • Frutas: cítricos (naranja, pomelo, limón, lima), frutas del bosque (arándanos, moras, frambuesas, fresas, cerezas) tropicales (granada, mango, kiwi, papaya), melón, sandía, pera, uva, ciruela, manzana, plátano, melocotón, nectarina.
  • Vegetales: pepino, zanahoria, apio.
  • Hierbas aromáticas: té, menta, hierbabuena, salvia, albahaca, romero, lavanda, cilantro, tomillo.
  • Especias: clavo, canela, jengibre, pimienta negra molida.

Empieza con alguna de estas mezclas hasta descubrir la que más te gusta: Pomelo con menta, salvia, romero o albahaca; Limón con menta y albahaca o cilantro; Limón y lima con cilantro; Limón con jengibre; Limón con mandarina, pera y cilantro; Naranja con jengibre y albahaca; Pepino con limón o lima, menta o albahaca; Pepino con sandía y menta; Zanahoria con manzana, limón y jengibre; Zanahoria con granada y salvia…

¿Quieres un poco de ayuda extra para controlar el apetito y eliminar grasas? Prueba nuestra línea de productos específicos que pueden ayudarte a perder peso en verano

¡Te presentamos nuestra línea dietética!

Con un poco de ayuda y el aliado perfecto, disfrutarás tus vacaciones sin llevar en la maleta kilos de más ¿te apuntas?