Consejos para convivir con la premenopausia

consejos premenopausia

Llegada a una cierta edad el cuerpo comienza a sufrir varios cambios, tanto físicos, nutricionales, y sobre todo, hormonales, y es por ello que a finales de la cuarentena comiences a sentir determinados síntomas que te acerquen cada vez más a la menopausia.

Como todos los procesos, tienen diferentes etapas, y en cada una de ellas siempre existe algún tipo de truquito o consejo para que todo sea más bonito y fácil de llevar.

Si es que cualquier tipo de productos de nutricosmética como el Bel – Armonia de Nutribel, o bien una buena rutina de ejercicio, o mantenerte siempre ocupada y sobre todo queriendote mucho son algunos de los pilares para que estos cambios se minimicen y no se conviertan en un mundo.

¿Antes de la menopausia?

Como bien decíamos en los puntos anteriores, la menopausia es un cambio y proceso hormonal que toda mujer sufre con el paso de los años, pero también dispone de varias etapas: premenopausia, menopausia y posmenopausia.

En este post hablaremos sobre la primera de todas y cómo puedes saberla llevar.

Por definición, la premenopausia es un momento de la vida de las mujeres que es un tanto difícil de soportar, comprendido también como un período de transición en el que el organismo femenino sufre cambios y desajustes en los ciclos menstruales, y por consiguiente en el sistema hormonal.

Este periodo suele sufrirse sobre los 47-48 años, pero hablamos de una media. Dependiendo del cuerpo de cada mujer y de su sistema hormonal variará de una manera u otra, así como sufrirá en mayor o menor medida estos cambios.

Una vez finalizado este proceso, comprendido entre dos y tres años de desarreglos, llegará la menopausia, con la retirada definitiva de la regla.

Consejos para tu bienestar

La premenopausia va de la mano por algunos desajustes hormonales que son un tanto molestos y difíciles de llevar, pero aquí os presentamos algunos consejos para tu vida rutinaria y día a día, las cuales son muy sencillas y te ayudarán mucho.

Fomenta la autoestima

Con estos cambios, es inevitable sentirse un tanto sensible, y por consiguiente muy autocrítica con una misma y encontrando fallos y defectos donde no lo hay.

Es por ello que debes de mantener una actitud positiva y activa frente a estos cambios. Búscate aficiones o bien retoma aquellas que hayas dejado olvidadas. Seguro que te irá genial.

Ten en cuenta que no siempre se está de buen humor todos los días, y es por ello que cualquier día de bajón lo tenemos todos, pero intenta estar alegre y optimista frente a los nuevos acontecimientos que se te presentan.

Realiza ejercicio

El aumento de peso puede ser otro de los factores que sucedan en la premenopausia, así que mantente activa, ni que sea un mínimo de 45 minutos al día caminado.

El baile, aerobic, yoga, natación, fitness, o el crossfit que tan de moda está son alguno de los deportes que puedes practicar.

Otro truco es que puedes incorporar en tus rutinas estos puntos:

  • Usar las escaleras en vez de echar mano del ascensor.
  • Si es posible, ir al trabajo, o a todos los lugares relativamente cercanos andando.
  • No utilizar el coche ni ningún transporte público en trayectos cortos.

Realiza controles periódicos y revisiones ginecológicas

Debido a todos estos cambios mencionados es muy recomendable que te realices de forma periódica revisiones de salud.  Es importante que todos tus órganos estén en perfecto estado y es estos cambios pueden perjudicarles en mayor o menor medida.

Otra recomendación es que tu ginecólogo te haga un seguimiento de cómo va el proceso de menopausia, y de que el sistema está en perfectas condiciones.

Evita el tabaco, la nicotina y cualquier suplemento de hormonas y cualquier otro fármaco de forma automedicada

Muchas veces tendemos a que por no visitar a los especialistas nos automedicamos, y esto es un grave error.

Antes de tomaros cualquier tipo de medicamento o suplemento debéis de consultar con médicos o farmacéuticos para que os aconsejen que es lo mejor para vuestra situación, puesto que un mal diagnosis puede adelantar el proceso y perjudicarte en tu salud.

Otro elemento que debes de dejar y evitar es el tabaco. Sabemos lo que estás pensando y  sabemos que es muy difícil dejar de fumar, pero es un beneficio muy grande para este tipo de casos, puesto que afecta negativamente al proceso y a la salud.

Consejos nutricionales

La aliementación y los nutrientes que nuestro cuerpo ingieren es otro de los parámetros que se deben de cuidar, puesto que seguir una dieta equilibrada, variada y adecuada a la situación que estás viviendo te ayudará a soportar mejor los cambios hormonales.

A continuación te mostramos los consejos que deberías de seguir para conseguir lo que te comentamos:

  • El desayuno es sagrado. Procura no saltarte el desayuna para no aumentar el riesgo de obesidad.
  • Fibra y alimentos integrales. Previenen el estreñimiento y estandarizan los nievesl de azúcar y colesterol.
  • Legumbres entre dos y cuatro veces por semana. Estas también combaten al colesterol.
  • Fruta y verdura. Frescas, tiernas y riquísimas en vitaminas y minerales. Harán que tu corazón esté a la perfección y tengas una piel radiante.
  • Evita las grasas saturadas y reduce la sal. Cuando hablamos de estos lípidos, son los llamadas grasas trans, ¿Por qué evitarlo? Aumentan el peso de manera considerable, el colesterol y son muy poco saludables. Elige mejor las grasas buenas como la de los pescados o los aceites de oliva. También intenta reducir el consumo de sal ¡No es nada bueno!, mejor sustituirla por cualquier tipo de especias que te guste.
  • Moderación de las proteínas, el alcohol y el café. Sabemos que son tres cosas totalmente diferentes, pero debes de controlar su consumo puesto que los magros de carne, las carnes rojas o las de pollo aportan mayor colesterol al asunto. El alcohol y otro tipo de estimulantes tan solo harán que te pongas más nerviosa y te suba la tensión, y con ello la aparición de sofocos.
  • Vitamina D y calcio para tu body. Tus huesos te lo agradecerán y serán más fuertes.
  • Y lo obvio… Bebe 2 litros de agua diarios. Favorecen la digestión, tendrás una hidratación estupenda y tu tránsito intestinal y tu retención de líquidos se verán combatidos por todo lo negativo.
  • Los complementos nutricionales y alimenticios pueden ser un buen suplemento para aquello que os falte y os de la energía y salud suficiente.

Así que si estáis en este momento de vuestras vidas y se os está haciendo un poco cuesta arriba, os ofrecemos algunos consejos para que os sintáis más aliviadas y comprendidas.